Tomad cada uno de vosotros, fantasmas del hoy y el ayer, esta sonrisa como dádiva, camino de sentir al fin paz, a través de baldosas teñidas de rojo.

Lo que importa

Cómo está el patio. Me balanceo sobre una cuerda repleta de obstáculos que accede a una caída libre. Tu mochila desbordando vivencias, la mía. Mi desgana a la hora de pensar en un futuro en el que haya que doblar calzoncillos, la llamada de tu ex que impide la fusión de nuestras sombras. El compromiso un valor obsoleto, la dichosa soledad de un amplio lecho. La fusión del tu y yo sin que nunca haya un nosotros.

Y no hay lágrima que derramar tras el último vistazo a tu espalda, porque los recovecos de mi vida absorben toda mi atención y me enseñan cada día que hay vida tras la muerte de una relación. Un encuentro de dos horas, una noche compartida, una semana de mensajes risueños, un mes de ilusiones que saltan por un barranco y se precipitan en el vacío.

Y quedan todos los que valen, los del hombro, los del café, brazos que rodean, labios rojos que dejan rastros de cariño, el abrazo de un niño, la tristeza de un amigo.

Queda el murmullo de lo circundante y cercano, de lo que acompaña día a día a tus latidos, de los amores no carnales y las palabras y caricias que te impulsan hacia delante.

Deja de mirar atrás si duele, suelta el lastre con el que tus hombros tocan suelo, se, abarcando todo su significado, inmensamente feliz, que al tornar tu mirada las migas de pan hayan desaparecido y sólo te espere el hoy y el mañana.

Mi herencia

La claridad de los sentimientos y sensaciones, que llenaras plenamente los vacíos, tu piel entre las telas rozando mi cuerpo sanguinoliento. Lo que transpiró y aún llena mis pulmones, por cada uno de mis poros, ese amor, con todas sus letras en mayúsculas, con cada uno de nuestros latidos acompasados entre nuestros ombligos. Los antes se diluyeron en el horizonte, saciado el ayer en esos labios inteligentes  que tomaron cuánto era necesario, de este cuerpo, que dejó de ser mío.

Que combata mi ateísmo esa horda de ángeles, de parabienes, de ilusiones de la cartomancia que puedan hacer que siempre llegues bien a tu destino.

Porque nunca sabré amar a nadie como a ti te quiero, porque me deleitas con cada una de tus sonrisas, incluso con tus llantos, muera mi paciencia a veces en el camino.

Porque con sólo ser, lo eres todo, cielo azul allende el futuro y cada sitio, por la grandeza contenida en un cuerpo que al descansar, precioso, ocupa tan poco sitio.

Porque se me ensancha el pecho, pierdo el aire, contengo mis impulsos al observarte, por no asustarte, por amar con tan y tan poco esfuerzo en cada embate.

Y busco palabras desde el estómago, desde mis miembros, desde mi mente, y todas se quedan huecas, ninguna nace atinada para plasmar significados, ternuras, imanes, cercanías, quereres, ausencias, reproches, la campana que es tu voz y tu presencia, el susurro en el que se quedan mis demostraciones de afecto en comparación con todo lo que siento, lo que es ser madre, oculta esta ciencia.

Porque te quiero, perdona si me reitero, mi amor, mi ángel, mi niño, afortunado el mundo, mi herencia.

A ti

Pero primero tendría que encontrarte, bajo ese abrigo de historias de riadas bajo el puente, de los lances que te ha echado la vida, de desconciertos e ilusiones. Me perdería en toda esa broza de desilusión y algarabía que te ha traído a este punto, a este encuentro. Con la esperanza de merecernos, en toda su magnitud, con los desastres y las proezas, y todos sus afluentes. El agua, sobre las piedras que has ido dejando caer al fondo del río que es tu vida, por las que resbalo sin llegar a caer, sostenida por todos los quizás incorporados a este cielo azul de verano en el que mueren las nubes. Y todo son no besos y aislamiento abrazado en la intemperie de este risco desde el cual no hay salto ni vacío, en el que no hay nosotros ni nuestro, en el que envejeceremos independientemente de que transcurra el tiempo, en el que te aferrarás a los pensamientos dejando morir por hastío el sentimiento, en esta soledad de mutuo acuerdo.A ti, que estás tan lejos.

Tirar la toalla

Al final hay que tirar la toalla. Hoy, cuando las relaciones de basan en palabras que no son espejo de los hechos. A las ausencias cuando más se extraña y se necesita. A los ahora vengo que te dejan horas mirando a la pantalla del móvil, sintiendo no sé qué yo, pues son tantos los sentimientos irreconciliables que ocupan tu cabeza en esos eternos momentos. A esas soledades acompañadas en la distancia. A ese hueso que te hace continuar adelante sin llegar jamás a alcanzarlo. Ese hueso promesa de amor, que con cada paso sólo te devuelve vacío. A las personas por las que te dejas manejar como una marioneta, porque han hincado el diente a parte de tu corazón. A las que te creen locas por querer algo más que no sean las medias tintas de un juego tiránico y egoísta, que te insultan airadas cuando por fin dices ‘basta ya’. Las acciones infantiles, la inmadurez en el otro lado de la treintena que hace de la comprensión mutua una guerra sin banderas. El no saber qué se quiere y no comunicarlo más que con la dualidad de acción y palabra. Del daño que esto produce al no haber interés alguno en saber qué te pasa, porque todo se da por sabido. Dolor, de indiferencia, dolor de huida, dolor que demuestra lo poco que importas en la escala de precedencia, dolor de adioses sin sentido.

Y cuando esto ocurre y queda todo y nada que decir, es tiempo de tirar la toalla.

Espinas

¿Qué hay de los que escapan en plena fuga dando espaldas al redil, de las luces de candil en su lucha contra la luz del día? Criaturas de penumbra de creaciones grises y sentires doblegados, genialidades torpes enfrentadas a la brillantez del ganador. Mentes de lava, febriles y distraídas por los devenires de la vida, que en todo momento las acaparan. Vinos de buena cosecha echados a perder por la implacabilidad del tiempo y la negativa a ser degustados. Vidas enroscadas en pasiones de finales tristes y albores que nunca acaban de arrancar, suspendidas en momentos eternamente trágicos, pueriles, carentes de linealidad, de las que no aburren pero agotan energías. Espinas que lloran ante la imposibilidad de hacerte sangrar.

Pequeñas locuras

Continuamos a pesar de verle las garras al león, qué es vivir sin la sensación de una súbita bajada, sin las carcajadas de los excesos, sin la medida justa de locura e insensatez que moldee las curvas de esta vida, que espolvoree sobre ella experiencias y fuerza vital, recuerdos que no se borren simplemente con el pasar del tiempo. Hacer de los momentos algo más que el pasar de los minutos, no retroceder ante los placeres y la alegría, que por más que escaseen son a veces compañeros de viaje a los que asirse con fuerza y fuente de argumentos para seguir adelante. Apostar a lo grande y rendirse ante las inevitables consecuencias de ese beso que responde a una sabedora sonrisa, trasnochar de la mano de las estrellas y la compañía oportuna para desgastar amaneceres, subirse al tiovivo universal de lo que nos rodea con la mirada candorosa del que va llenando sus vacíos. Vivir, consumiendo las horas tristes hasta que se pierdan en el horizonte y se mezclen con la risa y todo deje de doler por ese breve instante en el que ganamos la batalla contra la mediocridad y el hastío.

Feliz viernes

Me apetecía empezar así el fin de semana. Espero que os guste.

La búsqueda

Lost Ideas by insidesignz

Lost Ideas by insidesignz

Estoy tan perdida que no sé por dónde empezar para encontrarme. Me he buscado en mis hobbies, en la literatura, en los portarretratos esparcidos por el piso, en los días cálidos y en los que la lluvia provoca la condensación sobre las ventanas. Me he buscado en sueños y en vigilia, en las horas muertas y en los quehaceres diarios. Es como si estuviera muerta. La apatía lo empaña todo, ella, asesina del ruiseñor de las alegrías, del conversar y la desnudez del alma, del sexo, la voluntad y la paz diaria, aniquiladora de vida, ahuyentadora de esperanza.

Sé que estaba hecha de luz y sombras, que todas las emociones humanas encharcaban mi idiosincrasia, que me hacían humana. Vivo de esos recuerdos, de un perfil desdibujado por las circunstancias. Me añoro como quien desespera por el amor, pero hasta el buscar febril me falla. Arrastro los pies y con ellos remolco lo que va quedando de mi cuerpo, que de haber perdido sus ensueños va perdiendo a su vez masa.

Y es una búsqueda que he emprendido con mis pensamientos por toda compañía , nadie puede escoltarme en los parajes de mi mente, donde he de buscar sola, muñeca rota y desdichada.

Etiquetado , ,

Lo Imposible

Quisiera atravesar el cristal visible de tu calma, rozarte con el estruendo de mi deseo, bañarte en él a pesar de la distancia.

Dar cuerda hasta detener el tiempo y dejar que el rumor de nuestros ecos tornase tu mirada.

Susurrarte que aun sin tu voz no existe olvido, el amar reñido con la desesperanza, beligerante y engarzado en ti a pesar del vacío.

Dejar de percibir tu silueta a mi espalda sin sentir calor ni latidos, el veneno a gotero de las carencias haciendo estragos en mi cuerpo y psique.

Quizás nunca decidas mirar atrás, sería ambos sabio y cobarde, pues desde allí te interrogaría mi sombra con las cuencas de los ojos vacantes de tanto observar lo imposible.

Etiquetado ,
A vueltas con las letras

Un pequeño espacio donde jugar con las letras

byluis7

« me arrodillo por las noches ante tigres que no me dejarán ser. »

La espalda del camaleon

Cine, Literatura, Artes plásticas, diseño...

Sophie Saint Thomas

ONLINE PORTFOLIO

El espacio de Chus

Un blog de rebote

La Estirga Burlona

El blog de Bárbara García Carpi

verde&marino

La realidad no tiene estilo ni talento. -André Malraux

Emociones del día con Annette

Escribo poemas para no perderme en gelatina y café

El racó de Mechas

Los relatos son los protagonistas

24 Noviembre

Blog literario de Junior Rafael Velazquez Leon

Cardiopatía poética

Cada palabra un latido, el silencio entre latidos otra palabra. Un blog de Miguel Lorente Acosta

Micromios Blog

relatos cortos, microrelatos y cuentos

Fer Suarez

Textos y fotografía - www.fersuarez.com

Para mí un cortado

Escritos de Gabriel Alejo Jacovkis Polak

El Hostal del Poeta

Poesía y Dramaturgia de Ernesto Cisneros-Rivera.

Blog para escritores

Un blog para escritores con reseñas, consejos, noticias, libros, premios

El blog de Iselisa

Blog de pensamientos, reflexiones y más

Tinta en los dedos

Blog de Relatos de Daniel Fernández

LOBERIAS

Esperanza Lobo siente, piensa, reflexiona y comparte

elenaarreguin

Blog de Elena Arreguín Osuna

deshielo fugaz

Arte... Poesía

José Ignacio Bilbao

Un espacio personal, para compartir con todos.

#TípicoAsocial

Un hater hablando de sí mismo.

el ambigú del yoga

compartir me hace la vida más fácil

La Bitácora

Este es un espacio sin mas propósito que reflexionar sobre la vida real, las expectativas, las nuevas experiencias, los sueños y hacer un recuento en general de lo que es y de lo que creímos que iba a ser.

Peter on Mars

My world, my dreams...

Iconoclasta. La provocación en estado puro

Quisiera que las palabras hicieran daño, dolieran.

El rinconuco de escribir

Tanto me dijeron mis amigos que colgara mis relatos en alguna parte, que al final lo hice para no escucharles

Dudas, Mentiras y Difamaciones

Este sitio no es más que lo que es, ni menos.

Relatos de una Inadaptada

Todo el mundo guarda un secreto

PuebloChico

contando realidades del mundo

Hilos de Tinta

Blog personal de Cristina Granja

el fotonauta

Algunas imágenes desordenadas, dos o tres millones de dudas sueltas y un obturador que hace click. Así comienza la existencia del fotonauta.

Tintero y pincel

Mis dibujos, mis comentarios e impresiones

El juego del mundo

Vado in giro e vedo cose

Le Petit Enfer

De Vibi LeFleu

Sonetos En Fuga

Libertad sin escapes, silencios distantes.

Johan Cladheart

A veces escribo y a veces voceo. 1/52 de golpe.

Gorrion de Asfalto

Literatura, Teatro, Poesía y Viajes